Muchas familias vulnerables no tienen los medios para escapar de la pobreza debido a la falta de empleo o decretos que elevan los precios de los productos esenciales. Sufren las consecuencias de las acciones de su gobierno.

Las familias más pobres a menudo recurren a medidas desesperadas por dinero. Zafira, de Qala, en Afganistán, lo vivió de primera mano con sólo 11 años cuando su familia le organizó su matrimonio por el pago de una dote. "Espero que algún día Afganistán sea libre, que todas las mujeres en todos los rincones del país tengan un trabajo para ganar dinero y que nadie pueda someterlas a la violencia", dice Zafira.

● En países que pierden su estabilidad económica debido a la guerra, un cambio en el gobierno o un desastre natural, las tasas de desempleo pueden aumentar y mantenerse habitualmente por encima del 20%.

● Muchas sociedades confían en el padre como único sostén de la familia. Sin ellos, toda la familia no tendría ingresos.

¡Los padres no venden a sus hijos ni los entregan a los explotadores para trabajar! Nuestra reportera Helene descubre que hay algo más complicado detrás de todo esto. En dos minutos nos lleva a la Afganistán rural y a un campo de refugiados en el Líbano para hablar con niños decididos a construir su futuro.