Siria, en el extremo oriental del Mediterráneo, es una de las civilizaciones más antiguas de la tierra. Es el hogar de sitios sagrados tanto para cristianos como para musulmanes. El páis ha estado en medio de una compleja guerra civil desde 2011, después de que protestas pacíficas se enfrentaron a la violencia mortal del gobierno del país. Desde entonces, Siria ha ocupado el último lugar en el Índice de Paz Global, lo que lo convierte en el país más violento del mundo.

  • Más de la mitad de la población del país se ha visto obligada a huir de sus hogares y necesita ayuda humanitaria.
  • Las sanciones económicas contra Siria han paralizado su economía, y casi el 12% de los niños menores de 5 años sufren desnutrición aguda.
  • 1 de cada 3 escuelas del país ha sido destruida.