¡Por fin puedo alimentar a mis hijos!

¡Por fin puedo alimentar a mis hijos!

  • Historia

Julio 24, 2020

Cuando Dijas Nasran, padre de cinco hijos, huyó de las montañas de Nuba en Sudán para acabar en Sudán del Sur, no se imaginó que fuera posible una buena vida para su familia en un campo de refugiados. “Estaba preocupado por cómo sobreviviría mi familia, dijo. "

Dijas, de 40 años, era propietario de grandes tierras agrícolas en su país, pero cuando la guerra se intensificó, temió por la seguridad de su familia y huyó. Cuando llegaron, World Vision les proporcionó dinero en efectivo y raciones de alimentos mensuales, con el apoyo del Programa Mundial de Alimentos. Además, World Vision suministró agua potable al campamento, educación para los niños y servicios sanitarios.

“Tenemos todo lo que necesitamos y mi familia está feliz porque no solo recibimos apoyo, sino que también tenemos acceso a mercados donde puedo vender mis cultivos."

“Tenemos todo lo que necesitamos y mi familia está feliz porque no solo recibimos apoyo, sino que también tenemos acceso a mercados donde puedo vender mis cultivos.

“Yo produzco vegetales como cebollas, tomates, okra y sandía de las semillas recibidas de World Vision”, cuenta Dijas . " Vendo la mayoría en el mercado y guardo algunos para consumo doméstico".

Hellen, la esposa de Dijas, lo ayuda en la granja. “Mi esposo y yo vamos a la granja todas las mañanas cuando nuestros hijos están en la escuela. Siempre nos alegra saber que incluso si la asistencia alimentaria se detuviera, podemos alimentar a nuestros niños y aun así obtener ingresos de nuestros cultivos”, agrega Hellen.

Hellen, la esposa de Dijas, lo ayuda en la granja.

Dijas cuenta que World Vision apoyó a más de 1.000 familias con semillas, herramientas de trabajo y pesticidas después de completar una formación llevada a cabo en asociación con ACNUR. Afortunadamente, la comunidad que les acogió les ha brindado un gran apoyo al dar a los refugiados acceso a tierras de cultivo y mercados para vender. También se benefician de los productos cultivados y servicios que se proporcionan a todos los refugiados.

El campo de refugiados de Makpandu continúa recibiendo refugiados a pesar de los riesgos que plantea la pandemia de COVID-19. Un equipo ya formado examina a los recién llegados y se asegura de que sigan la cuarentena de 14 días. Justin Elia, gerente de proyectos de World Vision, cuenta: "La experiencia de World Vision con el ébola nos preparó para responder de manera eficiente a la COVID-19 utilizando prácticamente las mismas medidas de precaución y equipo".

Saber más

Afganistán
Honduras
Irak
República Democrática del Congo
Siria
Sudán
Sudán del Sur

Afganistán

Una de cada tres

niñas afganas se casan antes de cumplir 18 años

Más del 10%

de los refugiados registrados en el mundo son de Afganistán

Afganistán es un país principalmente agrícola de Asia Central, que produce algunas de las mejores granadas, uvas y melones del mundo. Afganistán ha estado en un conflicto continuo con desde 2001, un grupo político radical ha librado una guerra contra el gobierno y ha tomado el control de muchas partes del país.

  • Cientos de miles de inocentes han muerto en el conflicto en curso, y las ciudades han quedado en ruinas.
  • El país experimentó una sequía devastadora en 2019 que destruyó todos los cultivos y el 60% del ganado en el oeste de Afganistán. La sequía obligó a más de 250.000 personas a abandonar su hogar y buscar ayuda, pero incluso los campamentos humanitarios a los que llegaron se han quedado sin comida. Muchos padres piensan en vender a sus hijas a un matrimonio para poder alimentar al resto de la familia.