Un año de cambios en Binza

Un año de cambios en Binza

  • RDC
  • Comida y Nutricion
  • Agua y saneamiento
  • Servicios sanitarios
  • Historia

2467 niños sobreviven a una desnutrición potencialmente mortal

Diciembre 16, 2020

*ADVERTENCIA - esta historia incluye contenido sensible

Miles de coles, cientos de conejos, 16 pozos de agua limpia y 71.703 personas, incluidos 41.331 niños han recibido ayuda.

A pesar de las dificultades, 2020 ha tenido momentos de esperanza y sorpresa. El primer año de nuestros proyectos en Binza, en el este de la República Democrática del Congo, ¡ha traído resultados reconfortantes y que cambiaron vidas!

Madres resilientes de Binza ayudan a sus hijos a sobrevivir y recuperarse de la desnutrición severa.

Personal de terreno en Binza

Binza es un lugar extremadamente peligroso. Actualmente, ninguna otra ONG está dispuesta a trabajar en la zona debido a la inestabilidad y la poca seguridad. Situada en el territorio de Rutshuru, en el este de la República Democrática del Congo, Binza se encuentra entre la frontera con Uganda y el Parque Nacional Virunga, un lugar de inmensa belleza natural pero también de peligrosos y amenazantes conflictos.

Además de la violencia armada liderada por los rebeldes, la inseguridad alimentaria, los desastres naturales causados por el cambio climático, los secuestros y los robos a mano armada amenazan la vida de los niños. Los niños son muy vulnerables y las tasas de desnutrición infantil son alarmantes.

Binza es un lugar que puede cambiar en un instante. La comunidad podría estar cuidando apaciblemente una cosecha de coles cuando repentinamente un grupo armado podría llegar, exigir violentamente los alimentos, robar los suministros comunitarios o amenazar con secuestrar a un niño para pedir un rescate.

El personal de World Vision y los líderes de la comunidad se reunieron en enero de 2020 para trabajar sobre las necesidades clave de la comunidad que se verán apoyadas por Rescata la Infancia.

Patrick Abega

La COVID-19, el conflicto y la inestabilidad no pudieron detener el increíble cambio que se estaba produciendo en Binza. Desde finales de 2019, World Vision llevó a cabo sesiones con la comunidad para identificar las áreas clave que requieren apoyo inmediato, así como los objetivos comunitarios sostenibles a largo plazo.

La nutrición, incluida la desnutrición infantil, la seguridad alimentaria y las iniciativas de agua y saneamiento se votaron como las principales prioridades. 71.703 personas, incluidos 41.331 niños, han sido ayudadas por estos proyectos en 2020.

Conociendo cómo se comporta el clima en la zona, se propuso cultivar coles por el bajo riesgo de perder la cosecha. Los resultados han sido prometedores con una buena producción, tanto para la alimentación como para generar ingresos.

Personal de terreno en Binza

Una mujer junto a una fuente recién construida. En 2020 se completaron 16 fuentes de agua.

Personal de terreno en Binza

Nuestros proyectos tienen como objetivo fortalecer la capacidad de la comunidad para garantizar el bienestar de los niños. En Binza, enfocarse en la desnutrición infantil severa ha sido clave.

16 miembros de personal sanitario adicionales, educación, iniciativas de seguridad alimentaria que incluyen recursos agrícolas, entrega de conejos para su cría y producción de nuevos cultivos, visitas domiciliarias y suministros de alimentos terapéuticos, han contribuido a salvar la vida de 2.467 niños** (1.264 niños y 1.203 niñas).

El personal se prepara para entregar suministros a la región. Los alimentos terapéuticos son un elemento vital para ayudar a los niños a sobrevivir a la desnutrición severa y comenzar a recuperar su salud y volver a los alimentos sólidos.

Personal de terreno en Binza

La desnutrición severa priva a muchos niños de sus vidas cuando no daña permanentemente su futuro con problemas de salud continuos debido a un desarrollo inadecuado.

Glodis tiene 4 años y afortunadamente ha sobrevivido.

El personal de World Vision fue avisado sobre la alarmante situación de Glodis durante una charla en la comunidad. Después de varias consultas y visitas domiciliarias con la madre de Glodis, accedió a llevarlo al centro de salud para recibir tratamiento.

El caso de Glodis era tan grave que el niño, con casi 4 años, no podía mantenerse de pie. Los primeros 14 días de tratamiento fueron críticos, pero afortunadamente sobrevivió. Lamentablemente, su hermano menor falleció el año anterior, sin poder recibir ayuda a pesar de pedirla en los hospitales.

La madre de Glodis cuenta con tristeza el momento: “Cada vez que iba al hospital, me decían que íbamos a recibir leche terapéutica o pumply nuts (comida terapéutica). Pero pasaban los días y no recibíamos nada. Hasta que un día, mi hijo pequeño murió."

Personal de terreno en Binza

“Hoy mi hijo goza de buena salud y puedo seguir con mis actividades (clases o trabajo), ya no necesito quedarme en casa. Hemos sobrevivido al estrés en nuestra familia, ahora que Glodis se está recuperando poco a poco”, nos cuenta agradecida la madre de Glodis.

Glodis es uno de los miles de niños que han sobrevivido a una desnutrición severa y están en camino de recuperarse y construir un futuro.

El proyecto Rescata la Infancia de World Vision no solo busca satisfacer las necesidades inmediatas de niños como Glodis, sino ayudar a la comunidad a desarrollar iniciativas sostenibles que aborden las causas fundamentales de la pobreza.

Glodis con el personal del proyecto, oficialmente recuperado y ¡listo para caminar hacia su gran futuro!

Personal de terreno en Binza

Saber más

República Democrática del Congo

República Democrática del Congo

Más de 6 millones

de personas han muerto a causa de la guerra y el hambre en los últimos veinte años

La República Democrática del Congo es un país de gran riqueza natural. Sus recursos naturales incluyen diamantes, oro, cobalto y petróleo. Sin embargo, estas riquezas han traído sufrimiento a su gente. La violencia armada durante décadas entre el gobierno y varias fuerzas rebeldes, apodada la "guerra mundial de África", ha paralizado al país.

  • Los grupos rebeldes se han apoderado de grandes cantidades de tierra, matando de hambre a civiles y paralizando la economía de la nación.
  • La violencia sexual es generalizada.
  • Los brotes de sarampión y ébola han afectado a comunidades congoleñas ya empobrecidas.