Incendio en Cox's Bazar

Incendio en Cox's Bazar

  • Ayuda humanitaria
  • Refugiados
  • Historia

Los refugiados corren por sus vidas, una vez más

Marzo 24, 2021

El lunes 22 de marzo, el mundo se despertó con las impactantes imágenes de un incendio incontrolable que destruía miles de refugios en el campo de refugiados rohingya de Cox's Bazar, en Bangladesh.

Las imágenes de personas huyendo para salvar sus vidas fueron desgarradoras, tristemente, estas familias ya han tenido que huir para salvar sus vidas antes. Miles de refugiados rohingya se vieron obligados a huir de sus hogares en Myanmar como resultado de las tensiones políticas y culturales en 2017. Se calcula que un millón de personas de etnia rohingya viven ahora en Cox's Bazar, hacinadas en refugios improvisados.

La agencia de la ONU para los refugiados calcula actualmente que han fallecido15 personas, 560 personas han resultado heridas, muchas de ellas con quemaduras importantes, incluidos niños, y que 45.000 personas han sido desplazadas de nuevo como consecuencia del incendio.

El personal de World Vision ya estaba presente en los campamentos llevando a cabo nuestros programas habituales. Ellos también tuvieron que correr para salvar sus vidas. Una vez controlado el incendio, el personal de múltiples organizaciones de ayuda comenzó a calcular las necesidades inmediatas de decenas de miles de familias.

En situaciones de emergencia, la comida, el agua, el refugio y los productos básicos son fundamentales. En seis horas, World Vision pudo empezar a distribuir galletas de alto contenido energético. Otras organizaciones comenzaron a distribuir agua, y también se construyeron refugios básicos.

Las 45.000 familias desplazadas necesitarán un apoyo continuo para sobrevivir, recuperarse y empezar a construir un futuro, de nuevo.

Saber más

Refugiados

Refugiados

Las necesidades inmediatas de los niños vulnerables y sus familias nunca han sido tan grandes. La Covid-19, el cambio climático, la inseguridad alimentaria y la violencia no han hecho más que aumentar la vulnerabilidad de unos 79,5 millones (ONU 2019*) de desplazados forzosos.

El 1% de la población mundial está desplazada. Entre ellos hay cerca de 26 millones de refugiados, de los cuales alrededor de la mitad son menores de 18 años*.

Los refugiados y los desplazados forzosos se enfrentan a realidades que la mayoría de nosotros simplemente no podemos imaginar. Las familias, que a menudo huyen para salvar sus vidas, se ven obligadas a dejarlo todo para protegerse. Algunas deben cruzar las fronteras, muchas intentan encontrar refugio en campamentos para desplazados informales dentro de su país de origen. Las condiciones son en su mayoría devastadoras y los niños son muy vulnerables a la violencia, el abandono y la explotación. La infancia es robada junto con el futuro y los sueños de los niños.

Nuestro programa de protección infantil proporciona apoyo de muchas maneras: trabajando directamente con los refugiados, con las ONG asociadas y con los organismos gubernamentales.

El apoyo incluye:

  • Asistencia alimentaria urgente y continua

  • Espacios para el apoyo psicosocial y de salud mental para los niños

  • Sesiones de concienciación sobre la infancia y lugares para jugar y ser un niño

  • Programas que proporcionan agua y saneamiento e higiene

*Las estadísticas de la ONU se pueden encontrar aquí: https://www.unhcr.org/en-au/figures-at-a-glance.html